Muchas veces hablamos de ataque de pánico y de ataque de ansiedad indistintamente, y no es lo mismo angustia y ansiedad aunque a veces diferenciar sus síntomas puede ser complicado. En este post te ayudamos a identificar un ataque de ansiedad. 

¿Cómo reconocer un ataque de pánico?  

 Los ataques de pánico se producen como una reacción de escape o huida por parte de nuestro organismo a un estímulo que no tendría por qué resultar atemorizante. Suele tener un inicio repentino y pueden durar hasta 20 minutos, tal y como explica Medline. 

Asimismo, tienen una desaparición mucho más rápida que los ataques de ansiedad, debido a que el ataque de ansiedad suele estar provocado por un estado de ansiedad generalizada que se encuentra de base. 

Síntomas del ataque de pánico

 A continuación os ponemos algunos de los síntomas que pueden experimentarse en un ataque de pánico. El manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales en su última versión (DSM-5) es el manual que rige los criterios diagnósticos y la clasificación de los diferentes trastornos en psicología y psiquiatría. En este caso, distingue un ataque de pánico si se dan cuatro o más de los siguientes síntomas: 

  • Palpitaciones, golpeteo o aceleración de la frecuencia cardíaca
  • Sudoración
  • Temblor o sacudidas
  • Sensación de dificultad para respirar o de asfixia
  • Sensación de ahogo
  • Dolor o molestias en el tórax
  • Náuseas o malestar abdominal
  • Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo
  • Escalofríos o sensación de calor
  • Sensación de entumecimiento o de hormigueo
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (sensación de no ser uno mismo o de separación del yo).
  • Miedo a perder el control o de “volverse loco”
  • Miedo a morir 

El ataque de pánico está caracterizado por ser aislado, si se sucediese en repetidas ocasiones podría tratarse de un trastorno de pánico. 

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de ansiedad? 

Al igual que nos encontrábamos con los ataques de pánico, podemos distinguir un ataque de ansiedad si cuatro o más de estos síntomas aparecen juntos: 

  • Nerviosismo, agitación y tensión
  • Sensación de peligro
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Respiración acelerada (hiperventilación)
  • Debilidad o cansancio
  • Problemas para concentrarse o pensar en otra cosa que no sea lo que nos preocupa
  • Problemas de estómago o dolores de cabeza
  • Cambios en el ritmo del sueño
  • Temblores
  • Sudoración 

No es raro sufrir a lo largo de la vida algún ataque de ansiedad por diversos motivos pero, al igual que decíamos con el ataque de pánico, debería ser un hecho aislado. Si sucediese en repetidas ocasiones podría tratarse de un trastorno de ansiedad generalizada. 

¿Qué podemos hacer ante un ataque de ansiedad o crisis de ansiedad? 

A continuación os proporcionamos algunos consejos para poder manejar un ataque de ansiedad en el momento en el que se experimenta. 

  1. No dejarse arrastrar por el miedo 

Con mucha frecuencia un ataque de ansiedad se dispara por el miedo que nos generan los síntomas que estamos experimentando, que no sabemos frenar ni explicar por qué nos suceden. Recuerda que es algo muy frecuente y que no es peligroso. Es muy desagradable, pero se acaba pasando. 

  1. Controlar la respiración 

Como hemos visto, uno de los síntomas más frecuentes es la hiperventilación. Esto hace que el pulso y nuestro organismo sigan acelerándose, aumentando la cantidad de C02 del organismo y disminuyendo la de oxígeno. Es este el motivo por el que una persona podría llegar a desmayarse. 

Para regular la respiración, te será de ayuda intentar concentrarte en coger aire y soltarlo haciéndolo de forma pausada y profunda. Si esto te resulta difícil, la técnica de respirar dentro de una bolsa de papel que aparece comúnmente en series y en películas es efectiva, pero ¡recuerda hacerlo despacio! 

  1. Concentrarse en un estímulo agradable 

Un paisaje, un recuerdo divertido… son buenos aliados a la hora de disminuir nuestro estado de activación generalizado. También es muy eficaz intentar imaginar una situación en la que sientas especial calma y relajación con la mayor cantidad de detalles posibles, como el sonido del mar o la montaña… 

Tratamiento para un ataque de ansiedad 

Al ser un ataque, es decir, un hecho aislado, no requiere de un tratamiento. Podemos intentar reducir la crisis en tiempo y en intensidad con técnicas como las que indicábamos en el apartado anterior y plantearnos si hay algo en nuestro momento actual que pueda estar generando un nivel de ansiedad general más elevado, para gestionarlo. 

En caso de que los ataques de ansiedad persistan y se repitan, recomendamos acudir a un profesional que te ayude a identificar el problema y te dé herramientas para manejar los síntomas descritos.

 ******

Nota 1: Tanto en el caso del ataque de pánico como en el de ansiedad, los síntomas expuestos no tienen que poderse atribuir a ninguna sustancia como efectos secundarios de medicamentos o por consumo de sustancias y tampoco pueden darse por enfermedad o causas físicas.

 Nota 2: Si se sucediesen dichos ataques por un espacio breve de tiempo entre ellos, es recomendable acudir a un especialista. 

Redpsi es una red de psicólogos online y presencial en España que trabaja por cuidar el bienestar emocional de las personas y potenciar el cambio que necesitan para estar mejor.

Somos un equipo de personas con vocación y pasión por nuestra profesión convencidas de que la salud y el bienestar emocional son el punto de partida para potenciar el desarrollo personal y mejorar la calidad de vida de las personas.

[Total:1    Promedio:5/5]
Pide Cita: 911 59 49 39