Cuando un familiar enferma, además de la preocupación, son muchas las sensaciones que acompañan: ansiedad, miedo, cansancio, desesperanza… No sabemos bien cómo reaccionar, qué decir, cómo ayudar, etc. Si a todo esto le sumamos que la enfermedad en cuestión sea el cáncer probablemente todo se vea multiplicado por cien y nos encontremos aún más perdidos.

Cáncer de un familiar y sufrimiento

Es verdad que cualquier enfermedad puede ser complicada, pero el cáncer, en especial, es difícil de gestionar ya que suele provocar un gran impacto tanto en la persona enferma como en las que están a su alrededor desde el mismo momento del diagnóstico hasta el final del tratamiento. Es un tsunami que pasa por la vida del paciente y de los que están a su alrededor y lo vuelve todo del revés, consiguiendo varios episodios emocionales cambiantes y muchas veces contradictorios a lo largo de todo el proceso.

Los familiares y la gente cercana a un paciente oncológico pueden jugar un papel fundamental durante su tratamiento ya que necesitan sentirse apoyados, comprendidos y respaldados. Pero ¿quién ayuda a ese familiar a saber qué tiene que hacer y cómo gestionar sus emociones para ser un apoyo real y no acabar sufriendo alguna alteración emocional?

Es tanto lo que podemos llegar a sentir cuando alguien cercano a nosotros enferma que podemos tener la sensación de estar olvidándonos de nosotros mismos, estar consumiéndonos y al mismo tiempo sentir culpabilidad por no estar dando más…

¿Cómo ayudar al familiar?

Dejamos de poder ayudar realmente y lo único que somos capaces de ofrecer es una ayuda instrumental que no nos complacerá por estar muy lejos de la ayuda emocional que nos demandan en esos momentos.

Tanto en el enfermo como en sus familiares es muy importante saber gestionar de una forma adecuada las emociones, lo cual puede resultar complicado sin la ayuda de un profesional. Por eso, la psicooncología no sólo acompaña al enfermo durante las distintas fases de la enfermedad, sino que también acompaña y ayuda a los familiares y personas implicadas en la vida del paciente.

No nos equivoquemos, no sólo necesita ayuda la persona enferma… es igual de importante que sus personas de apoyo se sientan respaldadas en todo el proceso. Está demostrado que aquellos pacientes que perciben que cuentan con un apoyo importante a su alrededor tiene menos dificultades para hacer frente a la enfermedad… ¿ves lo importante que puede resultar tu ayuda?

Psicóloga Colegiada: AN-07736

  • Licenciada en Psicología, especialidad sanitaria.
  • Master Sanitario en Práctica Clínica y Salud Mental AEPCCC.
  • Master en Gestión de Recursos Humanos y Técnico Superior en PRL.

Perfil:

  • Experta en Psicooncología
  • Psicoterapia Cognitivo-Conductual.
  • Especialista en Trastornos de Ansiedad y del Estado de Ánimo, Intervención en Emergencias y Orientación Socio-laboral.
Pide Cita: 911 59 49 39